Consideraciones preliminares para el juego de la seducción

Sólo se ve bien con el corazón; lo esencial es invisible para los ojos. El Principito – Antoine de Saint-Exupéry

Se cree que el ser humano moderno, el homo sapiens (hombre sabio), apareció sobre la faz de la tierra hace unos 200.000 años pero que podríamos rastrear nuestros antepasados aún con mucha más anterioridad, alrededor de seis millones de años. Independientemente de los grandes cambios sociales que hemos experimentado en los últimos tiempos de nuestra especie – explosión demográfica, aparición de métodos anticonceptivos, entre otros – las pautas biológicas que establecen nuestra vida emocional han tenido pocas variaciones. De esta manera, nuestras relaciones personales están guiadas no sólo por nuestro juicio racional o nuestra historia personal, sino por nuestro pasado remoto (Daniel Goleman, Inteligencia Emocional).

Continúa leyendo Consideraciones preliminares para el juego de la seducción