Mujer Sexy - Uso de Anclaje en la seducción

3 usos prácticos de Anclaje (PNL) en la seducción

Cuando dos cosas suelen ocurrir juntas, la aparición de una traerá la otra a la mente – Aristóteles

A comienzos del siglo pasado, un ruso curioso se le dio por coger a un pobre perrito y hacer el siguiente ejercicio: Cada vez que ponía comida a un perro, éste salivaba; el científico empezó a hacer un ruido al tiempo que le ponía la comida al animal. Hasta acá, todo normal. Lo importante del experimento, es que después de un tiempo, el perro salivaba al oír el sonido ¡Independientemente de si venía acompañado de comida o no! Como tal vez ya lo sabes, el científico, premio Nobel de Medicina, es nada más y nada menos que Iván Pávlov y el comportamiento descubierto en el experimento acá reseñado, es conocido como el condicionamiento clásico o condicionamiento pavloviano.

Perro de Pávlov.
Un perro nos enseña seducción

Como podrás imaginar, también ha existido interés en realizar experimentos de condicionamiento en humanos; sin embargo, debido a las normas que regulan la investigación en personas, dichos experimentos son ahora bastante regulados. Hubo, en todo caso, una investigación de condicionamiento en un niño (Pequeño Albert) que quedó documentada y que, si quieres profundizar en el tema, puedes ojear en este vídeo:

Pero bueno, vamos a la práctica y, sobre todo, a la aplicación del condicionamiento en la seducción. El PNL (Programación Neurolingüística), sostiene que podemos condicionar a las personas por medio de estímulos sensoriales (Anclaje). Es decir, podemos evocar un estado mental en otra persona (o en nosotros mismos) por medio de ciertas asociaciones: Un sonido, un olor, un sabor, el tacto, etc. (Crear la salivación del perro cuando tocamos la campana). Ya te imaginarás el poder que puede tener lo anterior en la seducción y por eso, te presento hoy 3 maneras de Anclar a tu objetivo (persona que quieres conquistar) que puedes empezar a usar de inmediato.

Advertencia: El PNL es considerado una pseudociencia, y está en cada quién usar y probar su efectividad.

Anclando con tus manos

Manos, usadas para anclar a nuestro objetivo
Tus manos anclando…

Comienzo con este ejemplo de anclaje porque es sencillo y puedes variarlo en infinidad de maneras. La técnica es muy conocida y está basada en un fragmento del famoso libro El Método de Neil Strauss (cuándo el escritor se encuentra con Ross Jeffries, padre de la seducción moderna).

Básicamente, estás con la hembrita y le haces pensar en una un amor ideal. Puedes preguntarle, por ejemplo, qué tipo de hombre la enamora, o cómo se apasionó de su última pareja. Cuándo evoques esa sensación en ella y veas que está realmente reviviendo ese pasión en su mente, cuando notes que está soñando despierte con gran anhelo, cuando llegue a su máximo punto de ensoñación… la anclas.

En este caso, vamos a usar las manos y podrías:

  • Apretar con tus dos manos sus dos hombros
  • Decir: Se siente como mariposas en el estómago que suben hasta tu cabeza, mientras con tu mano derecha subes lentamente, desde tu estómago hasta tu cabeza
  • Tocar su pelo en forma juguetona

Y así, cada vez que quieras evocar un sentimiento de amor/pasión en ella, vuelves y haces el gesto que usaste para anclarla: Por ejemplo, después de hablar un rato con ella, vuelve y toca su pelo en forma juguetona y lograrás (idealmente) que ella empiece a asociar ese sentimiento placentero a tu presencia.

Anclando con objetos

Es bastante común usar algún objeto para evocar un sentimiento de amor en otra persona. Piensa, por ejemplo, en los cojines/osos de peluche/tarjetas/accesorios que se regalan las parejas, de tal manera que cuando no se encuentren juntos, puedan pensarse y evocar su amor.

Ahora, sin embargo, me gustaría mostrar un ejemplo en que usamos un objecto para anclar a la persona, al ayudarla a salir de un situación de preocupación.

Imagínate que estás al lado de la mujer que te gusta, y ella empieza a hablar de lo terrible que están las cosas con su jefe: Es un desgraciado que la pone a trabajar sin consideración y ella realmente está molesta con él. Acá tienes el peligro de que se asocie tu presencia a ese estado, y por este motivo es en general recomendable evitar este tipo de situación cuando apenas estás de levante.

Pero digamos que fue imposible, que la mujer estaba tan cargada que el tema de su mala relación con el jefe vino a colación cuando tu estabas de perrazazo. Lo que podrías hacer es usar un objeto para liberar su tensión y crear un anclaje positivo hacia ti, de esta manera:

Pídele que coja un servilleta y que la arrugue mientras va concentrando toda su rabia en el papel. Cuando su odio esté al máximo, pídele que libere la tensión botando lejos la servilleta, mientras deja ir su odio.

Idealmente ella va a asociar esta servilleta y tu presencia, a un estado de relajación y de bienestar.

Anclando con Objetos
Usando servilletas para levantar

Anclando con sus señas

Finalmente, el anclaje más a la mano que tienes (y tal vez el más efectivo), es las anclas que ella ya trae. Así pues, está pendiente a sus anclas y úsalas a tu favor. Si por ejemplo, cuándo te habla de lo lindo que es el amor u otra cursilería, sube sus ojos al cielos, esa es un ancla que ella ya trae solita y es tu deber como seductor notarla y usarla. Realiza ese mismo gesto (subir tus ojos) para evocar en ella esa sensación placentera.  Algunas anclas típicas que las mujeres ya traen (y en caso de que tu objetivo tenga una de estas, úsalas):

  • Subir sus ojos
  • Hacer algo con sus manos
  • Tocar alguna parte de su cuerpo
  • Cambiar el tono de su voz
  • Cambiar su postura (erguirse o jorobarse)
  • Suspirar
  • Cerrar sus ojos

¿Qué otros ejemplos de anclaje recomiendas? Déjalo abajo en los comentarios

Apuntes finales

Recuerda dos cosas:

  1. Tu voz debe ser un ancla importante, así que trabájala. Cada vez que te oiga, debe evocar sentimientos placenteros, pero para ésto, debes tener una voz adecuada. Ya escribiré un artículo al respecto para mejorar el manejo de tu voz y su tono
  2. No olvides suscribirte a mi blog, así cada vez que publico algo, te llega directo a tu correo y entre todos nos volvemos mejores con el sexo opuesto. Es muy sencillo, sólo deja tu correo acá:

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

 

 

Publicado por

Aven

Soy un nuevo aprendiz en las artes venusianas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.