Mitos y realidades sobres las “descargas” sexuales

Queridos lectores, si ustedes son como yo, seguramente se habrán “veraneado” en varias ocasiones de su vida. Para los que no conocen la palabra, entiéndanse por veranearse aquellos lapsos en los cuáles no tenemos dónde meterla: No hay pareja estable, nuestros levantes no funcionan, las chico-fijo dejan de serlo, etcétera. Es precisamente en estas épocas de verano que surge la cuestión sobre cómo tener una descarga sexual – sexual release – saludable. Por un lado, siempre podemos acudir a la fácil masturbación con ayuda o no del gracias-a-Internet cada vez más accesible porno. Por otro lado, tenemos la opción de pagar por amor, como decía un amigo: En efecto, en mi ciudad hay agencias de acompañantes como Paradise Bogotá (Twitter @paradise_bogota) que por sólo 300 mil pesos (menos de 100 dólares al cambio de hoy) puedes estar con una modelo de pasarela increíble (Dominica veo que es su apodo). No nos digamos mentiras, para levantarnos una mujer como Dominica, debemos estar en nivel Julien Blanch de seductores. El tema de la profesión más antigua del mundo se escapa al alcance de esta entrada y sugiero que lo hablemos en otro momento, en tanto que en esta publicación quisiera hablar sobre la masturbación pues he visto opiniones encontradas al respecto: Masturbarse o no, esa es la cuestión.

Dominica de Paradise Bogotá
Dominica: Todo esto por menos de 100 dólares

Olvídate del porno

Autores como Mark Manson o el Dr. Glover nos hablan de una masturbación sana en la que debemos dejar de todo el porno. “Pero… ¿Por qué?” Estarás pensando y me alegra que hayas preguntado. Yo dejé el porno pues:

  • La pornografía genera adicción
  • La pornografía tergiversa el cuerpo humano: Las mujeres en su mayoría no tienen las curvas de las porn-stars
  • La pornografía puede causarte inseguridad. Entiende que los actores porno tampoco son el promedio y son contratados por sus “dimensiones”.
  • Esta te va a doler: La pornografía puede causarte impotencia. Lo que sucede es que el porno puede ser considerado un estímulo supernormal. Déjame explicarte: Los hombres estamos diseñados para excitarnos al ver una mujer real no una cantidad de pixeles con modelos que tal vez nunca vamos a conocer. De esta manera, al ver a tu pareja real, con sus senos y celulitis reales, puede que no tengas el estímulo que ahora necesites por andar viendo youporn
  • Como todas las adicciones, la necesidad de ver “cosas sucias” aumenta cada vez que ves porno. Tal vez recuerdes que antes te bastaba con ver una mujer en minifalda para que tus hormonas se dispararan, pero después de ver cómo una fémina complace a 10 sementales, la minifalda se vuelve un poco aburrida (volvemos al punto anterior)
  • Finalmente, y este es el punto de esta entrada, ver porno es una forma fácil de tener una descarga sexual ¿Para qué vas a irte una noche entera a aguantar rechazos de mujeres que ni siquiera conoces y que después de todo no están tan buenas, cuando puedes quedarte en casa viendo mujeres mucho más mamacitas haciendo y deshaciendo fantasías que incluso ni siquiera sabías que tenías?
Las mujeres reales no son como las estrellas porno
Deja de andar viendo Porno

Ahora bien, con respecto al último punto, así no sea con porno, la masturbación puede ser una forma fácil de aislarte y de no salir de cacería. Yo he aplicado y recomiendo ampliamente la dieta sexual recomendada por Mark Manson en la que no hay porno, y la masturbación se da por mucho una vez por semana. Es duro, sí, uno anda malito todo el tiempo, pero por eso mismo uno se vuelve más coqueto, le toca sí o sí salir a buscar hembra y sí concuerdo en que esa energía puede transformarse en algo diferente. He escuchado que un tipo de Yoga, Kundalini, se fundamenta fuertemente en esta capacidad de la energía sexual, aunque nunca lo he practicado ni sé mucho del tema.

No obstante, sé que existe el planteamiento que, aún sin pareja, las descargas sexuales sirven bastante para relajarnos, dormir mejor, menos riesgo de problemas de salud en un futuro, el saber complacernos es el primer paso para complacer a nuestras parejas y, el que me parece más duro, “lo que no se usa, se daña”. Desde mi punto de vista, lo que debemos es conciliar la fácil autocomplacencia con el control sano de nuestros deseos y de esta manera, en nuestras épocas de veranos, si recurrimos a la masturbación, obliguémonos a que sea una masturbación sana, es decir, esporádica, sin porno, sin fantasías absurdas en general.

¿Qué opinas sobre ver porno? ¿Has tenido dietas de no descarga sexual? ¿Cómo te fue? Déjame saber en los comentarios

 

Publicado por

Aven

Soy un nuevo aprendiz en las artes venusianas

8 comentarios sobre “Mitos y realidades sobres las “descargas” sexuales”

  1. Considero verdadero este articulo , y se hace aun mas notorio en epocas de vagancia como las vacaciones en los universitarios, donde uno se aisla bastante de todo y al no estar ocupado se dedica mucho tiempo a esto y pierde capacidad social en verdad comprobado.
    PDTA Aven que pasa que ya no escribes tan seguido??, todavia me entusiasma si un dia nos juntamos a sargear
    un saludo.

     
  2. Es muy cierto lo que comentas, incluso puede afectar nuestro nivel de juego, reconozco que soy en cierto punto un adicto al porno, y que eso me ha costado el dañar todo el juego que llevaba adelantado en un punto, por no saber llevar ese instinto normal y ponerme a ver porno… Es un testimonio real.

    Anteriormente había hecho pausas de este tipo, y en casi todos los aspectos de mi vida, andaba excelente, ahora debo volver a recomponer eso, y mentalizarme de que nunca he visto porno, y encontrar la motivación de ir a hablar con aquellas mujeres hermosas que encuentro por muchos lugares.

    He entendido que esto depende de mi y que si no dejo del tod la pornografía, tarde o temprano voy a a empezar a afectar otros campos de mi vida.

    Por esta experiencia de vida, les aconsejo a todoa aquellos avens y no avens, que dejen la ponografía de una vez por todas, lo mejor es lo real y no lo ficticio.

     
    1. Qué bueno oír tu comentario y ver que es una REALIDAD, el porno es dañino y muy peligroso! Ojalá todos lleguen a tu comentario tan acertado sobre lo que aquí debatimos

       

Los comentarios están cerrados.