A la amiga que me friendzoneó

Querida amiga,

Después de pensarlo un poco, me decidí finalmente a escribirte esta carta en la que doy por terminada nuestra relación. Créeme, esto me duele más a mí que a ti; sin embargo, debo dar este paso por el bien de los dos: es lo más saludable. Espero entiendas mi posición y, por consiguiente, la respetes.

Continúa leyendo A la amiga que me friendzoneó

 

Sobre cómo empezó todo – Mientras las lágrimas caen

As Tears Go By – The Rolling Stones, 1964

Muchos años después, frente a mi computador con mala conexión a Internet, he de recordar las primeras experiencias que me hicieron caer en el curioso mundo de la seducción. Bogotá era entonces una ciudad de unos 5 millones de habitantes, azotada por las temibles bombas y carro-bombas de alias el Patrón quien trataba de demostrar su poder matando personas a diestra y siniestra. Mi pequeñoburguesa vida, empero, transcurría tranquilamente entre Oki Doki (me enamoré de Patilla), De Pies a Cabeza (me enamoré de Violeta), Fuera de este Mundo (me enamoré de Evie) y Los Años maravillosos (sí, también, me enamoré de Winnie Cooper). Las tardes se nos pasaban jugando Yermis con mis hermanos, mis más grandes amigos en la vida, y los camaradas del barrio. Por las mañana sufríamos al tener que madrugar para ir a aguantar las interminables horas en el colegio mixto donde estudiábamos desde que tengo memoria.

Continúa leyendo Sobre cómo empezó todo – Mientras las lágrimas caen

 

Quinto día de Sarging. Primer Cierre con Beso como Aven

– ¿Y es que tú no bailas o qué? – Me grita esta joven de gafas graciosas en medio de la estrepitosa rumba en uno de los bares más gomelos de Bogotá.

Sí bailo. Claro que sí. De hecho, creo que he mejorado bastante mis pasos en los últimos meses; sin embargo, en ese momento de la noche ya tenía varios tragos en mi cabeza (grave error) y seguramente mis movimientos no eran muy coordinados. No tengo un recuerdo claro. Lo que sí sé, es que acepté irrevocablemente la invitación y pronto me encontraba con la gafufa y mi Ala dándole al bailoteo.

Continúa leyendo Quinto día de Sarging. Primer Cierre con Beso como Aven