Igualando valores: Teoría de FLTs, Negs, IDIs y DAVs

Todos los animales son iguales, pero algunos animales son más iguales que otros. Rebelión en la Granja – George Orwell

En la entrada anterior vimos cómo las personas elegimos nuestra pareja basándonos, en gran medida, en el valor de supervivencia y reproducción (VSR) de los posibles candidatos. Ahora bien, en nuestra sociedad actual, los roles en la conquistan difieren según el género del individuo. Podríamos decir que, en términos generales, se espera que el hombre tenga un rol más activo en la seducción que la mujer.

Lo anterior hace referencia al hecho de que se supone que el sexo masculino tenga iniciativas más explicitas que las mujeres para “levantar”. Por ejemplo, es mucho más frecuente que los hombres se acerquen a las mujeres en los bares que lo contrario. Joshua Pellicer en su libro “The Tao of Badass” indica que es por esta razón que, en el juego de la seducción, el rol masculino debe tener mecanismos de acercamiento en tanto que el género femenino mecanismo de filtro. Pellicer va incluso más lejos al señalar que un hombre “perro” tendría buenos mecanismos de acercamiento mientras que una mujer promiscua carecería de un buen mecanismo de filtro y, por lo tanto, los pares celebran los muchos levantes de un amigo pero las amigas tratan despectivamente de “perra” a la mujer que tiene sexo con varios hombres. (En Bogotá, al aplicar los términos perro o perra a una persona, su significación positiva o negativa varía según el género)

Notamos entonces que, en general, es a las mujeres a quienes se aproximan los hombres y no al revés. Ahora bien, entre más bonita sea la mujer, mayor “demanda” tendrá. Por otro lado, después de entablar una relación, son las mujeres las que más piden formalizar la relación.  Vemos así dos tipos de mercados:

  1. Mercado del sexo: Imaginemos una mesa en la que se encuentran 3 mujeres y 3 hombres de características físicas similares. Normalmente, si cualquiera de las mujeres dijera: “chicos, quisiera tener sexo ¿Quién se anima?” Los tres hombres aceptarían. Si, al contrario, fuera uno de los hombres el que propusiera sexo casual, lo más probable es que ninguna mujer accediera. Decimos entonces, que las mujeres dominan el mercado del sexo al tener el poder de decisión.
  2. Mercado de relaciones a largo plazo (Matrimonio): Este mercado es en cambio dominado por los hombres. Para ver una explicación del por qué, invito al lector a ver el video al final de esta entrada, en dónde se explica en más detalle estos dos diferentes mercados.

Si se planteara las relaciones como un mercado (intercambio de bienes o servicios entre individuos), con su correspondiente demanda y oferta de los participantes, la siguiente gráfica ilustraría la situación descrita arriba (Gráfica 1):

Gráfica que describe en términos económicos de oferta y demanda, el sexo y el matrimonio
Gráfica de oferta y demanda del sexo y el matrimonio

 Así pues, los Avens (Artistas Venusianos) plantean que al acercarnos a conocer a una mujer bonita tenemos un precio relativo menor que el de ella (recordemos que esta chica desde pequeña se le han acercado muchos hombre por su belleza y la han complacido buscando su favor sexual) y para esto proponen estrategias que buscan “igualar nuestros valores”.  Algunas de estas estrategias ya fueron nombradas en mi primer día de sarging, pero veamos en más detalle la teoría de las mismas:

FLTs, NEGs, IDIs, DAVs y DEVs

Bastantes hombres buscan acercarse a una mujer guapa de diferentes maneras: La saludan, la invitan a bailar, le gastan un trago, etc. Estas mujeres no quieren ser asediadas por el género masculino y por eso crean su Escudo de Protección. Entra las técnicas que encontramos de Escudo de Protección se encuentran aquellas como salir con amigos, sentarse en un lugar de difícil acceso, decir que tienen novio, decir que están de afán, se muestran defensivas, muestran desinterés o simplemente dicen directamente al hombre que no las moleste. Por esta razón, al acercarse a una mujer un Aven busca bajar el Escudo de Protección de su objetivo al llegar al grupo del que ella hace parte, haciéndole sentir que está de paso y simplemente tiene un razón para acercarse al set (Atención, al grupo, no al “objetivo”, así pues, el Aven muestra mayor contacto visual y mejor lenguaje corporal a los otros participantes del grupo, denominados “obstáculos” y no a la mujer que le gusta, conocida en PUA como “objetivo”).

  1. FLT (Falsos Limitadores Temporales): Con los FLTs buscamos bajar el escudo de protección del objetivo al hacerle entender que vamos a estar poco tiempo con ellos. El FLT tiene dos componentes: Lenguaje corporal y Lenguaje Verbal. En el ámbito del lenguaje corporal el Aven buscará no dar todo su pecho al grupo; al contrario, mantendrá su cuerpo apuntando hacia una dirección diferente a aquella en donde se encuentra el set y girará su cabeza 45 grados para hablar con el grupo. Es importante tener una correcta postura corporal. Estando en esta posición, se puede decir nuestro FLT. Algunos ejemplos de FLT son:
    • Chicas, tengo un minuto y…
    • Chicas, ya iba de salida pero…
    • Chicas, ya tengo que ir de nuevo con mis amigos pero…
  2. Opener (Apertura): Con esta frase buscamos mostrar al set que tenemos una razón genuina para acercarnos. Los openeres deben buscar que la interacción se alargue y por eso no son convenientes preguntas del tipo: ¿Qué hora es? ¿Dónde queda el baño? Etcétera. Algunos Openers “enlatados” conocidos son:
    • ¿Sexo o chocolate?
    • ¿Quién miente más? ¿Los hombres o las mujeres?
    • Puedes ver otros openers en mi primer día sarging.

Con el FLT y el Opener buscamos acercarnos al grupo sin aumentar el “valor” de nuestro objetivo, el cual, recordemos el comienzo de esta entrada, es ya bastante alto. Si fuéramos directamente a invitarla a un trago o a bailar, su valor seguiría aumentando con respecto al nuestro y su Escudo de Protección sería inquebrantable, a menos, claro, que tengamos un AVS y/o un AVR mayor que el de ella (somos más atractivos físicamente, somos estrellas de rock, etcétera). De esta manera entramos al grupo (set) y es hora de continuar igualando nuestro valor con el del objetivo. Para lograr esto existen estas alternativas: Bajamos el valor relativo de ella (Negs), subimos nuestro valor relativo ante ella (DAVs) o usamos las dos estrategias conjuntamente.

  • Negs: Tal vez el arma más conocida de los artistas venusianos. Un neg (o nega) es un acto que le da a entender a nuestro objetivo que no la tenemos en un pedestal. (Bajando su valor relativo). La tratamos como un hermano trato a su hermana menor: molestándola con cariño, con un actitud un poco arrogante y chistosa al mismo tiempo (Cocky and Funny – David DeAngelo). Esta es la estrategia que personalmente más trabajo me cuesta, pues puede parecer que queremos obtener algo de otra persona al bajarle su autoestima tanto que decida buscar nuestra aprobación para dejar de sentirse mal. Puede ser usada, y de hecho lo es, como una manipulación psicológica reprochable. Al ser una mujer que siempre ha tenido la atención del sexo masculino, va a estar incómoda cuando le mostremos que a nosotros ella no “nos perturba” y buscará revertir la situación dándonos IDIs (indicadores de interés). Es aconsejable que los negs se acompañen de una sonrisa para dar a entender que es medio broma y no queremos ofender. El tema de negs es tan extenso, que le dedicaré otra entrada exclusiva. Algunos negs enlatados conocidos son:
    • “Me gusta tu collar, ¿Es de tu abuela?”
    • “Que cómodos se ven tus zapatos”
    • Quitarle del vestido una “mota” ficticia
  • DAVs (Demostraciones de Alto Valor): Subimos nuestro valor relativo ante el objetivo dando muestras de que tenemos un AVS. Se debe tener cuidado de no caer en la pedantería que la mayoría de personas rechaza. Los DAVs buscan subir nuestro VRS y por eso es conveniente que incluyan las tres características que vimos en la anterior entrada, a saber:
    • Muestran liderazgo
    • Muestran que protegemos a nuestros seres queridos
    • Muestran que tenemos preselección

Así pues, un DAV que tenga estas tres características podría ser (tras preguntar ¿Sexo o chocolate?): “Ayer cuando veníamos con mi amiga (preselección) en el avión había una revista que decía que las mujeres prefieren el sexo al chocolate. Ella se sintió muy mal porque mi amiga prefiere el sexo y ahora se siente ninfómana. Yo decidí ayudarla mostrándole que hay muchas otras mujeres que prefieren el sexo al chocolate” (Liderazgo, protección de seres queridos). Más adelante, dedicaré una entrada exclusiva a los DAVs, por ahora, entendamos que así como hay DAVs también existen DEVs (demostraciones de escaso valor) como, por ejemplo, invitar a una desconocida un trago (muestra que no protejo mis seres queridos al desperdiciar recursos en gente que no conozco).

  • IDIs: Como mencionamos en los Negs, las mujeres pueden querer recuperar su situación de tener un Valor Mayor usando Indicadores de Interés sobre el hombre para que la ponga “en un pedestal”. También los IDIs surgen cuando una mujer simplemente se siente atraída hacia un hombre. Los IDIs pueden ser tanto conscientes como inconscientes. También dedicaré una entrada exclusiva a los IDIs por su importancia dentro del juego de la seducción. De momento, dejo algunos IDIs:
    • La mujer reinicia la conversación después de tener un rato de silencio
    • La mujer sonríe al hombre
    • La mujer se queda cerca del hombre
    • La mujer toca al hombre
    • La mujer le pregunta al hombre su nombre
    • La mujer sostiene por harto tiempo el contacto visual
    • La mujer hace un cumplido al hombre

Nuevamente me extendí un poco más de lo presupuestado en esta entrada. Desde mi artículo anterior vengo mencionando que escribiré mi experiencia en mi primer día de salida con los coachs a practicar las estrategias aquí mencionadas; sin embargo, creí importante hacer primero esta aclaración sobre los mecanismos que usamos el sábado pasado en varios sets en Bogotá en la calle 85 con 15.

Y bueno, acá les dejo el video que les prometí arriba sobre la Economía del Sexo

 

Publicado por

Aven

Soy un nuevo aprendiz en las artes venusianas